Diseño de Curriculum Vitae y preparación de una entrevista de trabajo

04 de Marzo, 2015

EEME BS Negocios y Empresas

Tanto en la búsqueda activa del primer empleo como en los procesos de cambio del mismo, el curriculum vitae (CV en adelante) es el documento sobre el que descansan el resto de acciones que emprenderemos a la hora de conseguir un puesto de trabajo.

Diseño de Curriculum Vitae y preparación de una entrevista de trabajo

Su principal función es la de ejercer como filtro para ayudar al responsable de Recursos Humanos a seleccionar aquellas personas que serán parte activa en un proceso de selección. Por este motivo, si bien un CV bien configurado no implica que seremos la persona finalmente seleccionada, sí que ayuda a no pertenecer al grupo de descartados desde el primer momento.

El curriculum vitae

Básicamente, el CV posee una triple función. De una, nos presenta como candidato a un proceso de selección de personal. En segundo lugar, debe llamar la atención sobre aquellos aspectos que suponen fortalezas personales en el ámbito personal, académico o laboral. Y, por último, llegado el caso de acceder a la entrevista de trabajo, supondrá tanto para el entrevistador como para el aspirante entrevistado una herramienta sobre la que basar preguntas y respuestas. Es esta triple funcionalidad la que lo convierte en un arma de doble filo para el aspirante en tanto que los responsables tomarán en torno a él la decisión de entrar en la selección o ser descartado.

Un aspecto que debiera ser imprescindible en el diseño de un CV es el relativo a la introducción del concepto de competencia

En cuanto a su confección, podemos encontrar diferentes modelos de CV. Así podemos optar por un modelo cronológico o por un modelo funcional. Este último es atractivo pues nos permite prescindir de dar información sobre aquellos períodos de tiempo en los que hemos estado inactivos. Además, centramos la atención de manera expresa en las áreas en las que hemos desempeñado nuestra carrera profesional.

Un aspecto que debiera ser imprescindible en el diseño de un CV es el relativo a la introducción del concepto de competencia. Una competencia es un agregado compuesto, en lo que respecta a un área o tema, por lo que sabemos (conocimientos), lo que sabemos hacer (capacidades) y por lo que queremos hacer (actitudes). Incluir nuestras competencias en el CV centrará la atención en nuestras fortalezas y a nosotros nos ayudará a identificar nuestras debilidades, ofreciéndonos la oportunidad de preparar la entrevista de trabajo. El modelo de curriculum europeo es interesante a tal efecto.

La entrevista de trabajo

Una vez que se ha logrado pasar el primer filtro, normalmente el proceso desencadenará en la realización de una o varias entrevistas de trabajo. Ésta puede presentar varias modalidades pues puede tratarse de una entrevista previa, seguida de otra en profundidad, puede ser más abierta o cerrada, buscar en mayor medida respuestas emocionales o profesionales o ser individual o grupal. De cualquier forma, existen una serie de pautas que la persona aspirante debe tener en cuenta.

Debemos preparar la entrevista de manera coherente con la información que hemos proporcionado en nuestro CV

El primer punto, crítico, es preparar la entrevista, tanto en un plano externo (es necesario recabar información acerca de la empresa) como interno (reflexión sobre nuestras debilidades y fortalezas). Este aspecto es crucial pues la persona que nos entrevista se percatará de ello. Es necesario tomarse la entrevista como si de un examen se tratara y prepararla de manera coherente con la información que hemos proporcionado en nuestro CV.

Durante la entrevista, acudiremos solos, seremos puntuales, guardaremos las elementales reglas de cortesía, vestiremos de manera adecuada, llevaremos nuestro CV, mantendremos una correcta distancia física, una postura correcta, no perderemos la comunicación visual, estaremos atentos a nuestra comunicación no verbal (no cruzaremos los brazos, ni evitaremos la mirada al responder, son algunos ejemplos) sin descuidar la verbal. Nunca mentiremos ni seremos agresivos ni hablaremos mal de nuestros anteriores trabajos y expondremos, si nos lo piden, nuestras debilidades de manera abierta porque habremos preparado las respuestas previamente. Por último, es importante mantener un correcto control emocional y no mantener una actitud sumisa.

Antes de marcharnos será importante que realicemos algunas preguntas relacionadas bien con el proceso, bien con aquellos aspectos que no nos hayan quedado del todo claros. De esta forma transmitiremos interés al entrevistador. Cerrar la entrevista es el último paso y no menos importante.

Acepto expresamente la política de privacidad y envíos electrónicos de EEME BS.

Agenda de Eventos


Máster en Marketing Digital y Redes Sociales

Tu mejor opción profesional: presencial, con Master Trip, Proyecto Final y prácticas en empresa. Más de 150 alumnos formados.

VI Edición Alicante Madrid Valencia Valladolid
2017 / 18
Últimas plazas
Programa

Únete en Facebook

Súmate a Google+

Síguenos en Twitter